Nuestro Blog

Mantente a la última con Grupo Julián

Subaru se aventura en el terreno de los coches híbridos

La quinta entrega del Forester y el XV actual estrenan una mecánica de gasolina con apoyo eléctrico y tracción total.

Primer paso de Subaru hacia la electrificación. En otoño llegará la nueva generación del Subaru Forester, un SUV de 4,62 metros de largo que a partir de entonces solo se venderá con mecánica híbrida: desde 32.450 euros (descuentos incluidos). Al mismo tiempo, la gama Subaru XV, un SUV compacto de 4,46 metros, recibirá otra versión con la misma mecánica a partir de 30.200 euros. Los dos tendrán etiqueta ECO.

Tras renunciar al diésel en 2018, Subaru recurrió a la solución Eco Bi-fuel para reducir el consumo de los modelos XV, Outback y Forester. Con esta opción, el motor puede funcionar indistintamente con gasolina o con GLP (gas licuado de petróleo). Pero ahora la propuesta Eco-Hybrid va más lejos.

La nueva tecnología que llega se denomina e-Hybrid y combina el conocido motor 2.0 bóxer cuatro cilindros de gasolina y 150 CV y un motor eléctrico que aporta otros 16,7 CV al conjunto. Y añade una batería de iones de litio que se carga cuando funciona el motor térmico y aporta energía para recorrer entre 1,6 y 2 kilómetros en modo eléctrico a velocidades de hasta 40 km/h. El conjunto aporta una disminución del consumo del 11% según la marca, y a la espera de la homologación oficial.

El sistema híbrido de Subaru se caracteriza porque transmite la potencia de forma permanente a las cuatro ruedas. Y también porque mantiene el mismo cambio automático de variador continuo de otros modelos, que funciona como el de los escúteres.

Los nuevos Subaru Forester y Subaru XV híbridos ofrecen una respuesta superior a sus hermanos con motor convencional. Sobre todo al acelerar a baja velocidad, que es cuando el motor eléctrico proporciona toda su fuerza instantánea para lanzar el coche en los primeros metros. La transición entre el motor eléctrico y el térmico es tan suave que no se aprecia, pero el cambio automático sí lo acusa y muestra alguna brusquedad.

Y cuando se circula en el campo, el apoyo eléctrico del módulo híbrido mejora la tracción 4×4 para superar obstáculos, y también ayuda el sistema de tracción electrónica todoterreno X-Mode, mejorado sobre todo en el Subaru Forester, que ahora ofrece dos nuevos programas para nieve o barro.

Por lo demás, el buen reparto de pesos entre los dos ejes, el aumento del 70% en la rigidez de la nueva plataforma o chasis que llevarán todos los futuros modelos y una suspensión eficaz aportan al nuevo Forester y al XV esa sensación dinámica ágil y precisa que distingue a los Subaru. En esta primera prueba, realizada en un circuito cerrado que alternaba zonas de baja adherencia y otras más rápidas, los dos modelos han mostrado una conducción manejable, segura y con ese plus de sensaciones que conforma el ADN de la marca.

El aumento de peso de 110 kilos que supone la tecnología híbrida en ambos coches apenas se percibe gracias a su equilibrada disposición y a la mejora de estabilidad del chasis. Y en el interior, la batería del motor eléctrico no resta espacio al maletero, que tiene 509 litros en el nuevo Forester, cuatro más que el actual.

FUENTE: www.motor.elpais.com

Back to top