Nuestro Blog

Mantente a la última con Grupo Julián

Prueba del Subaru XV 2018, mejorando la fórmula del éxito

 

 

 

Subaru se encuentra en un momento dulce en cuanto a ventas en todo el mundo. En España, cuentan cada año con récords en este apartado, siendo el Subaru XV la clave del éxito. El todocamino, que forma parte de una completa gama de SUV formada por el mismo XV, el Levorg, el Forester y el Outback, es el modelo más vendido de la marca en el país desde su lanzamiento en 2012 acumulando el 40% de las ventas de Subaru.

Desde 2012 el XV ha funcionado muy bien, pero ya demandaba una revisión y una actualización para adaptarse a las necesidades del mercado. Ahora, la marca ha decidido dar el paso y propone un SUV continuista basado en la nueva plataforma global que utilizarán todos los Subaru hasta 2025. El nuevo XV 2018 mejora en casi todo para presentar su candidatura a ser uno de los mejores crossovers del mercado.

DISEÑO CONTINUISTA

Estéticamente se renueva poco, aunque suficiente. Ahora mide 4,46 metros de largo, 15 milímetros más que su predecesor, y su distancia entre ejes es 30 milímetros mayor, algo que se nota mucho en el espacio de los pasajeros traseros, que es, sin duda, uno de sus puntos fuertes. Globalmente, el nuevo XV tiene un aire más deportivo, gracias a su parrilla hexagonal de color negro y a los nuevos faros, con líneas más afiladas, que hacen que su frontal se asemeje mucho al del Levorg y al del WRX, su modelo más deportivo.

En la parte trasera, han alargado las ópticas horizontalmente y se han añadido protecciones de plástico en color negro a lo largo de todo el coche, siendo muy notorias en los pasos de rueda. En lo general, el nuevo XV ofrece una imágen más deportiva y, a la vez, más resistente y robusta.

a versión que hemos probado corresponde al nivel de acabado Executive Plus, en el que Subaru trabaja el interior y le añade detalles que mejoran la calidad global del habitáculo gracias, por ejemplo, a las costuras de color naranja que lo recorren. Otras novedades en el interior son un nuevo volante multifunción, de aspecto más deportivo, y un lavado de cara a la consola central, que sigue con dos pantallas, una para los sistemas de infoentretenimiento y otra que muestra información interesante en marcha como el desnivel, práctico fuera de la carretera. Punto negativo de Subaru al eliminar el navegador, decisión que afectará a todos sus modelos en España. Sin embargo, el conductor lo puede suplir utilizando su móvil y las aplicaciones Apple CarPlay y Android Auto. Destaca que el maletero que, con 385 litros de capacidad, es más pequeño que el de sus rivales, hecho que queda compensado con el espacio en el habitáculo y con las barras de carga en el techo, de serie en esta actualización.

EN MARCHA

En España, el Subaru XV ofrece dos motorizaciones de gasolina. Ambas opciones apuestan por el tradicional motor boxer de la marca y se ha eliminado el diésel en el modelo, pues el 79% de las ventas del coche en España son con motores de gasolina. Con el más potente, un 2.0i CVT MY18 de 156 CV el coche se desenvuelve de una manera impecable en ciudad y carretera, pues, sin ser demasiado potente, entrega toda su potencia desde regímenes bajos y cumple en todas las situaciones.

La caja de cambios Lineartronic de variador continuo es la joya de un motor que, sin duda, es el mejor argumento del vehículo. El cambio automático mantiene siempre al motor preparado para cualquier situación y puede ser muy sutil o, si se aprieta a fondo el acelerador, tan bruto como el del mejor deportivo, alargando la marcha hasta el corte de inyección si eso es lo que quiere el conductor. Además, ofrece cambio secuencial mediante levas para añadir un plus de deportividad, aunque no sea un deportivo y se note en aspectos como la velocidad de cambio, que es un tanto lenta.

Fuera de carretera, el XV nos hace recordar la experiencia que Subaru tiene creando todoterrenos. En este modelo, la marca japonesa sigue apostando por la tracción total ‘Symmetrical All Wheel Drive’ y se comporta de una manera impecable en terrenos complicados, siendo un de los SUV medios más capaces del mercado fuera de carretera. Gracias a sus 22 centímetros de altura, uno de los más altos de su categoría, y a su distribución de par, 60/40 en condiciones normales con prioridad en el eje delantero y 50/50 en las condiciones más complicadas, el XV es capaz de pasar por encima de cualquier sueprficie. Si además se le suma el X-Mode, que gestiona el control de tracción, el cambio y el motor para solventar cualquier dificultad, el SUV de Subaru puede salir airoso de cualquier situación.

Vea la ficha del Subaru XV 2018 en Motor Zeta.

El resultado final es un coche muy equilibrado, que esconde un enorme potencial fuera de carretera, fruto de la experiencia de Subaru en este campo. La marca ha pensado en el confort, silenciando más el habitáculo, y en la seguridad, con la incorporación del Eyesight de serie en todos los acabados y otros sistemas de seguirdad activa, argumentos que le han valido para ser nombrado el modelo más seguro de la historia de Japón. Sin duda, uno de los mejores en su segmento. El precio en España parte de los 21.900€.

 

Back to top