Nuestro Blog

Mantente a la última con Grupo Julián

120 años de producción de LCV: el Opel Combo y los nuevos comerciales continúan con una rica tradición

  • Hoy: Opel Combo Cargo es la “furgoneta internacional del año” (IVOTY) 2019.
  • Años pioneros: Primera versión LCV del Opel Patentmotorwagen en 1899.
  • Tiempos modernos: Nueva movilidad con el “System Darracq”, el 4 PS y la furgoneta Blitz.
  • Milagro económico: el famoso Schnelllieferwagen del Olympia al Rekord.
  • Pasado reciente: las furgonetas con techo elevado comenzaron con el Combo Kadett en 1985.

 

1931-Opel-Geschaeftswagen-26384

 

Rüsselsheim/Madrid. Opel continúa enfocándose claramente en los vehículos comerciales ligeros (LCV) hoy en día, igual que lo ha hecho en el pasado. Actualmente se está llevando a cabo una importante ofensiva de modelos: el Opel Combo de techo elevado es completamente nuevo y ha ganado el prestigioso título de “furgoneta internacional del año” (IVOTY) 2019 en su versión comercial Combo Cargo, mientras que su hermano para transporte de pasajeros, Opel Combo Life fue elegido como “Mejor compra de coche en Europa 2019” por el jurado de AUTOBEST. La tercera generación del Opel Vivaro, que también estará disponible en una versión puramente eléctrica a batería el próximo año, también es completamente nuevo. Por último, pero no menos importante, el nuevo Opel Movano estará presente en los concesionarios este verano, con una gran seguridad, la máxima versatilidad y totalmente conectado.

La ofensiva de modelos comerciales ligeros ya está teniendo impacto: en el primer semestre de este año, Opel vendió casi 33.000 LCV en todo el mundo, lo que representa un 35% más que en el primer trimestre del año pasado. La cuota de mercado de las nuevas matriculaciones en Europa (E30) aumentó, por lo tanto, en 0,6 puntos porcentuales hasta el 4,7%. Este crecimiento es parte del plan estratégico PACE!, en el que Opel se ha fijado el objetivo de aumentar sus ventas de vehículos comerciales ligeros en un 25 por ciento en 2020. “Estamos creciendo en todos los ámbitos en el negocio de LCV. Todos nuestros modelos tienen una mayor demanda que el año pasado, y hemos aumentado nuestra participación de mercado en casi todos los mercados de Europa”, dice Xavier Duchemin, Director General de Ventas, Marketing y Posventa de Opel.

El Combo, el Vivaro y el Movano continúan la rica tradición de una larga historia de éxito de los vehículos comerciales Opel. Todo comenzó con el “Patentmotorwagen” hace 120 años en Rüsselsheim.

 

Los años pioneros: el “Koloss” (gigante) de Rüsselsheim

Vehículos de carga a motor, vehículos de compañía, furgonetas de reparto: nuevos términos para una nueva era. Con la llegada del automóvil a finales del siglo XIX, el desarrollo también se centró en la capacidad de carga de los nuevos vehículos y en la fiabilidad de sus motores. De repente, el bienestar y la fuerza muscular de los caballos ya no tenían que ser tenidos en cuenta para labores de transporte. En lugar de heno del comercio de piensos, los pioneros del automóvil compraron gasolina en la farmacia. Después de todo, la invención de las gasolineras aún estaba muy lejos cuando los hermanos Opel construyeron los primeros vehículos motorizados en Rüsselsheim. En su primer año, el Opel Patentmotorwagen “Sistema Lutzmann” de 1899 sirvió de base para “un automóvil gigante de carga construido por la compañía local Adam Opel para un gran negocio de vinos”. Esta cita del periódico local Main-Spitze del 2 de julio de 1899 es la única prueba de la primera furgoneta de reparto de Opel. Lo que entonces se llamaba “gigante” sería hoy un vehículo comercial muy liviano, en comparación con los actuales gigantes de 40 toneladas. La primera foto de un Opel LCV data de 1901 y muestra a Lutzmann en su versión de carrocería cerrada con maletero, con 5 CV de potencia y que alcanzaba alrededor de 20 km/h.

Tiempos modernos: los carros se convierten en camiones

A los pioneros de la carga les siguieron rápidamente las prácticas furgonetas de reparto: con el “Sistema Darracq” (desde 1902), Opel ya mostraba el diseño de motor y caja de cambios delanteros, eje de transmisión y tracción trasera que todavía se utiliza hoy en día. Sobre esta base, se fabricaron camionetas cerradas y llamativas publicitariamente hasta la década de 1920, principalmente como unidades exclusivas según las especificaciones del cliente. En 1924, Opel fue el primer fabricante alemán en comenzar la producción en línea de montaje, tiempos modernos que se caracterizaron por los modelos de 4 CV de Rüsselsheim. Entre mayo de 1924 y junio de 1931, se produjeron un total de 119.484 unidades del legendario “Laubfrosch” (Rana). Quizás el primer vehículo comercial realmente ligero según los conceptos modernos fue el Opel “Dienstwagen” (automóvil de la compañía) en 1931. La furgoneta con capacidad de carga de 500 kilogramos se convirtió en un gran éxito en su clase con una participación de mercado del 80%. Opel construyó 22.000 unidades de los “Dienstwagen” de 23 CV. La gloria de los desarrollos de antes de la guerra fue el Opel Blitz “Eintonner” de 1934, ya fuera como chasis plataforma o furgón panelado. El pequeño Blitz ya contaba con un motor de seis cilindros en línea que se convertiría en típico de la legendaria gama de modelos comerciales de Opel.

Opel Blitz Eintonner Kastenwagen mit Zweiliter-Reihensechszylinder, 1934/35

Opel Blitz Eintonner Kastenwagen mit Zweiliter-Reihensechszylinder, 1934/35

 

El milagro económico: la era de Opel “Schnelllieferwagen” (furgoneta de entrega rápida)

La regla de oro para la gente de negocios es suministrar a los clientes lo más rápido posible. Esto es exactamente lo que hizo posible el Opel Olympia en 1950 y el Olympia Rekord “Schnelllieferwagen” desde 1953. Gracias a su capacidad de carga, fiabilidad y cómodos habitáculos para los pasajeros, las furgonetas de entrega urgente, junto con el Opel Blitz de la década de 1950 – se convirtieron en “grande éxitos” automovilísticos durante los años del milagro económico. Al mismo tiempo, el Olympia Rekord estableció la base para la exitosa historia de los versátiles modelos caravan de Opel (Car and Van – Coche y Furgoneta). En la década de 1950, las líneas modernas y muy elegantes de la carrocería completamente de acero eran al mismo tiempo una publicidad representativa, funcional y efectiva. La gran capacidad de carga también fue impresionante, incluida una carga útil de hasta 515 kilogramos.

A principios de la década de 1960, el socio ideal para los profesionales era el Opel Rekord P2. La “furgoneta de entrega rápida con nueva forma, a su servicio” fue la promesa del Rekord P2, que mantuvo con un gran espacio de carga, bajos costos operativos y una fiabilidad proverbial. La oferta del P2 incluía dos potentes motores extremadamente robustos el pequeño con un cubicaje de 1.5 litros y 50 CV de potencia y el más grande de 1.7 litros y 55 CV. También estaba disponible una innovadora caja de cambios de tres velocidades semiautomática llamada “Olymat”. Entre 1960 y 1963, salieron de Rüsselsheim 32.026 furgonetas de reparto urgente.

El 1966 Opel Rekord C Caravan finalmente encendió el gran auge de los familiares. Externamente, el caravan cautivó con su forma de “diseño de botella de Coca-Cola” por debajo de las ventanillas. En lo que respecta a la comodidad, el eje trasero de cinco brazos garantiza un comportamiento de conducción muy agradable. El progresivo Rekord C también estaba disponible como una furgoneta comercial pura.

Elevar el techo: la era Combo comenzó en la década de 1980

En la década de 1980, Opel se dio cuenta de que el concepto de un automóvil con un techo elevado pero con dimensiones exteriores compactas también era ideal para las familias y los fanáticos de las actividades al aire libre: el Combo Kadett nació en 1985. Este primer Combo se diferenció de su hermano familiar por tener el espacio de carga aproximadamente 25 cm más alto. La mampara detrás de los asientos fue un ejemplo del hecho de que la flexibilidad ya era una prioridad máxima en el Combo Kadett: podría equiparse con una red opcional o incluso una puerta para que la longitud de carga se extendiera hasta el parabrisas.

En 1993, el Combo se introdujo en la oferta como un modelo separado. El frontal del Combo B era prácticamente idéntico al Corsa, complementado con una distancia entre ejes alargada y un compartimiento de carga alto y de formas cuadradas, con un volumen de carga de más de 3.100 litros.

En 2001 se lanzó un verdadero “Combo familiar” con el Combo Tour. Esta variante del Combo C viene con prácticas redes de almacenamiento, bolsas en las puertas y características tales como posavasos integrados. Basándose en el Tour, Opel incluso desarrolló un prototipo deportivo para los fanáticos de las carreras: el Combo “Eau Rouge”, su nombre hace referencia a la famosa sucesión de curvas del circuito de Spa-Francorchamps, en Bélgica, estaba propulsado por el motor del Corsa GSi. Mientras que el “Eau Rouge” fue una de las estrellas en el stand de Opel del Salón del Automóvil de París de 2002, el Combo Tramp, con protección de los bajos del motor y 20 mm más de altura libre al suelo, aseguró la diversión de utilización dentro y fuera de carretera a partir de 2005.

A partir de 2012, los clientes del Combo D fueron los primeros en poder elegir entre dos longitudes del vehículo. Inicialmente, el Combo estaba disponible como un cinco plazas con una distancia entre ejes corta o larga, en versiones normales y de techo elevado, con puertas corredizas de serie y puertas traseras de doble puerta o portón.

1986-Opel-Combo-A-47450

 

Héroes cotidianos en plena forma: el nuevo Opel Combo Life y Combo Cargo

La quinta generación del compacto y multifuncional Opel Combo se lanzó en 2018. El innovador recién llegado está disponible como vehículo de pasajeros – Combo Life – y como comercial ligero – Combo Cargo – en muchas versiones. Ambos están disponibles en versiones estándar M (de 4,40 metros) o larga XL (de 4,75 metros). La versión de pasajeros Life se ofrece con cinco o siete plazas y con una gran cantidad de espacio para equipaje de hasta 2.693 litros. El furgón panelado Combo Cargo ofrece hasta 4,4 m3 de espacio de carga, espacio para dos Euro palets y puede llevar una carga útil de hasta 1.000 kilogramos. Esta extraordinaria flexibilidad es posible gracias a la arquitectura completamente nueva en la que se basa el Combo Cargo y su sofisticada arquitectura. Además, la versión LCV también está disponible como cabina doble y con una trampilla de techo en el futuro.

Gracias a un nuevo enfoque en su desarrollo, la quinta generación Combo ofrece una cantidad incomparable de tecnologías innovadoras y sistemas de asistencia al conductor, tanto en la versión de pasajeros como en las versiones LCV. Fue desarrollado desde el principio de acuerdo con los estándares de los turismos y no como un vehículo comercial, como suele ser el caso, antes de ser equipado con características adicionales para uso familiar. La nueva generación Combo logra, con mucho, el más alto nivel de confort y tecnología en su segmento. Numerosos sistemas de asistencia y seguridad para el conductor, desde el control de crucero automático hasta la alerta de colisión frontal con frenado automático de emergencia y detección de peatones, la alerta de somnolencia del conductor, la alerta de ángulo muerto y una pantalla de proyección (Head-up Display), aumentan la seguridad de la familia en el Combo Life, así como para los profesionales en el Combo Cargo. Además, el sistema de control de tracción adaptativo IntelliGrip con cinco modos garantiza que el Combo Cargo siempre tenga un agarre firme, independientemente de si los conductores quieren dejar los caminos pavimentados en su tiempo libre o tienen que hacer frente a trabajos en sitios de construcción con barro, arena o cubiertos de nieve.

2019 Opel LCV Lineup

2019 Opel LCV Lineup

Back to top
Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube